El siglo XX visto desde el XIX.

Libro: París en el siglo XX

Autor: Julio Verne

Editorial: Edisur, 2011 

paris en el siglo XX

En París en el siglo XX, Julio Verne crea un futuro distópico para su época, donde la industria ha triunfado  pero el hombre aún sigue luchando por su libertad. En esta obra el capitalismo y la ciencia han triunfado, el arte ha sido casi erradicado ya que este no es productivo ni sirve para la sociedad. Los poetas son despreciados o tratados como vagabundos, la única forma de sobrevivir es adaptándose a ese sistema. A la par de las artes, la humanidad también ha sucumbido, las personas solo viven para producir dinero y consumir.

En este ambiente hostil para todo aquel que piense diferente paris-en-el-siglo-xx-1vive Michael, un joven que acaba de ser premiado por la creación de un poema en lengua latina, ello  avergüenza a sus tíos quienes lo obligan a trabajar como cualquier otro, pero Michael no se adapta fácilmente y siempre requiere sumergirse en el mundo del arte para vivir. Luego se dará cuenta que el mundo en el que vive no es el ideal ni el que  va a permitirle ser feliz como quisiera.    

París en el siglo XX fue publicado por primera vez en 1994, el libro estuvo oculto durante más de ciento treinta años. El libro es inquietantemente visionario, muestra una realidad muy cercana   sino exacta a la que vivimos hoy en día. La novela se centra en la condición del artista en un mundo donde impera el trabajo productivo y se condena, mediante el rechazo la actividad intelectual. sin embargo los méritos de la novela no se encuentran en cuanto se parece a nuestra realidad, sino en  crítica que se realiza a un sistema que devora todo y despoja poco a poco al hombre de su humanidad. 

Un hombre prescindible

Título: La caverna

Autor: José Saramago

Editorial: Madrid; punto de lectura, 2007.

 

La caverna es la parábola del hombre que cada día caduca y se ve reemplazado por maquinaria o por inventos modernos.

la cavernaUn humilde alfarero cuyo oficio le da sentido a su vida descubre que a este mundo posmoderno ya no le hace falta su trabajo, y que su creación la cual solía ser útil por la demanda, ahora es inservible al ser reemplazada por algo moderno, masivo y económico.

El alfarero, Cipriano Algor, deberá decidir entre vivir en el pueblo que lo ha acogido por años pero sin trabajo o mudarse a la nueva ciudad donde el centro comercial es parte fundamental de la nueva vida en la ciudad, y de este modo convertirse en un consumidor más.

Cipriano intentará adaptarse a las nuevas exigencias de estos tiempos, primero buscando una alternativa de trabajo que sea mucho mas comercial, pero al fracasar deberá intentar formar  parte del sistema.
Con ello vemos que la modernidad arrasa con todo lo que se le opone, a veces casi sin proponérselo. Cuando se operan cambios en el mundo siempre entran enla_caverna conflicto la cultura y el labor del hombre al cual, si no se adapta, se le da la espalda como signo de atrazo. Además lo mejor no es siempre ir adelante ya que hay cosas que merecen permanecer.

Sin embargo en la novela, el alfarero emprende un viaje alejandose de todo, en busca de algo diferente , en busca de a libertad.

En esta novela tan lúcida, de José Saramago,  se pone en dilema la vida del hombre, el valor del trabajo manual en el mundo contemporáneo y el consumismo, vivir o solo ser un engranaje más de toda la maquinaria industrial.

La máquina sustituta

Título: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968)

Autor: Philip K. Dick

Editorial: Edhasa, 2008

 

???????Escasamente nos podemos encontrar con un libro cuyo título sea una pregunta, la cual es una oración completa. En este caso el título nos sugiere la trama de la historia, sin embargo la cuestión quedan en el aire porque la novela no trata de responderla. Preguntar y cuestionarlo todo es propio del ser humano al igual que soñar, ¿un ser sintético, es decir un robot sería capaz de hacerlo? Tal vez sí ya que nos empecinamos, gracias a nuestra egolatría, a crear seres lo más parecido a nosotros, no nos importa si nos toma una vida, siempre buscamos un reflejo algo que sea familiar y con lo que sintamos confianza.

En la famosa novela de Philip K. Dick, los androides son tan semejantes a los seres humanos que se confunden con nosotros, para distinguir a un androide es necesario someterlo a un test en el que se mide la empatía, la cual en teoría no poseen. Por  ello un grupo de Robots es sometido a persecución por un cazador de bonificaciones. Sin embargo la historia posee un panorama de vida que ha llevado a algunos seres humanos a odiar la máquina y a intentar destruirla.

En esta novela, el autor nos advierte de la extinción de los animales debido a la contaminación del planblade runnereta, ante ello la gente calificada viaja a Marte. Sin embargo  los terrestres tienen la necesidad de poseer un animal y en caso de que no consigan uno real buscan uno eléctrico.

Este libro embarga de una inquietud que trasciende el tiempo en el que fue escrito ya que esa realidad se hace cada vez más cercana. Del mismo modo se cuestiona el reemplazo de un ser vivo por uno artificial el cual no deja de ser una máquina.

 

Recuerdos que perduran

TÍTULO: STACCATOS

AUTOR: Alejandro Susti

EDICIÓN: Paracaídas Editores, 2014.

 

STACCATOSEl recuerdo puede ser fugaz o puede permanecer a través de los años. La memoria es frágil pero siempre recuerda la infancia, esos primeros años de descubrimiento, Cuando descubrimos un día, que debemos pasar los primeros años de nuestra infancia y juventud, esa etapa tan lozana, encerrados entre cuatro paredes de un aula escolar. Sin embargo tal panorama puede ser una etapa escalofriante pero enriquecedora donde aprendemos de los demás y de las tardes en bicicleta o con los amigos del colegio. Todas estas anécdotas que vivimos al crecer se juntan y permanecen en la memoria aunque queramos olvidarlas.

En Staccatos, de Alejandro Susti, las historias se suceden de una forma ascendente que van desde los primeros años de escuela pasando por la   plenitud de las vacaciones junto al mar, sucediéndole episodios de una vida, de la vida misma. Finalmente la mirada inocente de los primeros relatos se oscurece como la adultez, el narrador adquiere una mirada diferente que se desliga de la inocencia inicial. En medio de todo, la música, el mar, los años escolares tienen un papel importante en la historia. Con un envolvente estilo lírico cada relato tiene la facultad de trasladar al lector por los suburbios de su memoria hacia algunos lugares oscurecidos.     

 

 

Mala hora para la verdad

Título: La mala hora

Autor: Gabriel García Márquez

Edición: Grupo Editorial Norma, 2008

Las novela?????s de García Márquez siempre han tenido un efecto de ensoñación para mí. No es que me sumerjan en el sueño sino todo lo contrario crea un espacio y un tiempo paralelo en el que el lector simplemente olvida quien es. Pero, no es solo evasión lo que logra la narrativa de García Márquez; transmite, también, la sensación de ser otro, de vivir en otro lugar y en otra época. Y luego de haber permanecido en esa otra realidad una vive extrañándola como si la hubieran desterrado de su tierra natal.

La mala hora, es una novela del nobel que no suele mencionarse junto a eminencias como Cien años de soledad o Crónica de una muerte anunciada, las obras más prestigiosas del autor. Tal vez por ser una de las primeras novelas del autor, sin embargo se la relaciona en su mayor parte con la famosa novela del nobel, porque es en ella donde comienza a tomar forma la mítica ciudad de Macondo.

En la novela que nos ocupamos, la trama gira en torno a un suceso recurrente que preocupa a las autoridades del pueblo, una serie de pasquines son colocados a una hora de la madrugada por un autor misterioso. Estos pasquines sirven para alimentar las habladurías populares a la que ya están acostumbrla mala horaados en el pueblo. Esta situación sencilla sirve para tejer una serie de situaciones que se va dando como un asesinato, sospechas infundadas sobre el autor de los pasquines, hasta terminar con una injusticia. Al final nunca se resuelve el misterio del autor de los pasquines ya que puede que este sea un colectivo o simplemente no exista.

A través de esta situación vemos como se interrelacionan las distintas vidas que comparten un espacio estrecho y deben ceñirse a las reglas que les imponen el orden religioso.

Aquí vemos como un escenario de incertidumbre sirve para poner en jaque a un pueblo que mantiene en secreto sus vidas entre unos y otros, disfrazando la realidad.

Crimen en un monasterio

Título: El nombre de la rosa. (1980)

Título original: Il nome della rosa

Autor: Umberto Eco

Edición: Randon House Mondadori, 2012.

 

?????Se Puede pensar que la vida en un monasterio del siglo XIV es monótona y que nada interesante puede ocurrir en un lugar donde solo se rinde devoción al dios cristiano. Pero es precisamente en lugares de este tipo dónde se traman conspiraciones o se planean venganzas.

El nombre de la rosa posee una trama atrayente para el lector, una serie de asesinatos que suceden en una abadía de benedictinos que viven con el temor de sucumbir, en cualquier momento, al diablo. La abadía es el escenario del crimen y, a la manera de los clásicos relatos policiales, la historia también cuenta con un investigador, Guillermo de Baskerville un antiguo inquisidor franciscano que muestra una aguda capacidad para deducir acontecimientos  a través de diversos signos observables. Semejante a Sherlok Holmes o Dupin, Guillermo de Baskerville tiene un acompañante quien es el que narra la historia.

La novela no es meramente una historia policial, podría decir que utiliza este género como base o estructura narrativa sobre la que se teje una trama más elaborada que contiene reflexiones sobre los signos; recordemos que Umberto Eco es un reconocido semiólogo. Además, la novela, recrea una época violenta donde lo desconocido era interpretado como obra del diablo y, ante la menor sospecha de herejía, la santa inquisición imponía severos castigos.

Es en este panorama de violencia que Guillermo de Baskerville contrasta con los demás religiosos a quienes el dogma ha dominado. Guillermo demuestra racionalidad y sabiduría tras una vida de estudio. Todo ello lo lleva a reflexionar sobre la naturaleza del conocimiento y la obsesión que implica buscar la verdad.

Al final Guillermo resuelve los crímenes de la abadía benedictina y enseña a Adso, su aprendiz, que el conocimiento tiene múltiples aristas entre ellas el peligro que implica cuando este contradice doctrinas muy arraigadas.  

 

 

 

 

El camino hacia la decadencia

Título: Los geniecillos dominicales (1965)

Autor: Julio Ramón Ribeyro.

Edición: Peisa, 2001.

 

geniecillos dominicalesLa rutina de la vida puede satisfacer a muchas personas pero a aquellos espíritus insatisfechos, inconformes que viven con el desaliento en la garganta; la rutina es un infierno. Cuando el medio en el que vivimos nos sujeta a un sistema donde perdemos la libertad, nace el desencanto y un malestar que se propaga y nos sumerge en la vorágine carcelaria.

En Los geniecillos dominicales, Ludo es un joven que luego de renunciar a su trabajo de abogado, cansado del sistema burocrático y de la corrupción, se sumerge en un desorden, que lo va hundiendo y arrastrando por el camino de la bohemia, el libertinaje y finalmente el crimen. Sin embargo todos estos hechos no son premeditados sino que ocurren como respuesta al desorden de la conciencia de Ludo. Se podría decir que ludo en seis meses atraviesa una etapa decisiva en su vida no solo profesional sino también personal. Por un lado vive intensamente pero de una manera que lo va destrozando internamente quedando solo trozos de su persona.

Ludo es la imagen del joven que debe decidir y no entre el camino del bien y el mal porque no puede elegirse un solo camino, sino entre lo que desea de verdad hacer y lo que debe.geniecillos populibros

Sin embargo la decisión se torna difícil y el ambiente citadino decadente que lo circunda prepondera en la vida de Ludo. Podemos ver al personaje andar por su casa en Miraflores transitar hacia la plaza san Martín, barrios altos, al Callao. Y el panorama decadente refleja la ciudad con sus plazas, sus vicios y sus iglesias.     

Esta es la segunda novela que escribió Julio Ramón Ribeyro, después de Crónica de San Gabriel  y no pueden ser más diferentes entre sí, hasta se podría dudar que son del mismo escritor .Sin embargo, permanece en ambos libros ese gusto de Ribeyro por el pesimismo y lo marginal. Así mismo, muestra una facultad por introducirse en la conciencia del lector quien transita junto al personaje a través de las calles de otro tiempo.